lvp-bonfatti

BONFATTI: “CON LA GRIETA NOS HUNDIMOS TODOS”

Posted on Posted in Diputados Socialistas, Socialistas con Lavagna, Territorio

El exgobernador de la provincia de Santa Fe, presidente del Partido Socialista nacional y actual diputado, Antonio Bonfatti, pasó ayer por nuestra ciudad y mostró su apoyo al armado local que encabeza Donato Callá. El legislador, acompañado por los candidatos que el Partido Socialista-Consenso Federal propone en el distrito, estuvo en el Parque Industrial, donde mantuvo un encuentro con Ricardo Ravella, quien le dio precisiones acerca de la actualidad y de los proyectos a ejecutar en el predio fabril. Luego, junto al postulante a diputado nacional Jorge Illia, Callá y demás integrantes de la nómina local, visitó LA VOZ DEL PUEBLO, donde respondió a cada una de las preguntas formuladas.

– Está de visita en Tres Arroyos, apoyando la candidatura de Donato Callá y su lista ¿Qué ha percibido de su paso por la ciudad? 
-Es la primera vez que vengo. Y me voy gratamente sorprendido; primero por la belleza que tiene. Cuenta con unos edificios maravillosos. Me impactó el del municipio, por ejemplo. Además, me voy muy sorprendido por el Parque Industrial que tiene Tres Arroyos y el agregado de valor. Es algo muy similar a lo que pregonamos en la provincia de Santa Fé: la materia prima y el agregado de valor. Esa es la única forma que tenemos de crecer como economía en el país. Ojalá la Argentina fuera lo que se ve en Tres Arroyos con el Parque Industrial. Esto de agregarle al sector productivo primario todo lo que tenga que ver con la industrialización, con la comercialización y la búsqueda permanente de mercados es lo que necesita Argentina.
-¿Qué lectura hace del actual escenario político a unos días de las elecciones? 
-Tengo mucho entusiasmo acompañando a Roberto Lavagna en esta tercera vía que nosotros estamos planteando para salir de la grieta. Nos parece que con el enfrentamiento que se da entre unos y otros no es posible lograr un acuerdo para lograr políticas de Estado, que es lo que precisa este país. Argentina necesita salir de la confrontación. La gravedad que sufre Argentina desde el punto de vista económico y social amerita un gran acuerdo nacional, como así también evitar los hegemonismos y terminar con eso de que alguien tiene la verdad. Hay que construir entre todos. Si consideramos al interior, a las economías regionales, si le damos valor a la educación con una metodología apropiada para seguir creciendo, si tenemos un proyecto de salud y económico, que, como país, el algo que nos falta desde hace décadas.
-¿Por qué acompaña a Roberto Lavagna? 
-Desde el campo de lo político, fue ministro de (Raúl) Alfonsín y (Néstor) Kirchner. Además, tiene la experiencia necesaria luego de haber pasado la crisis de 2001-2002. Nos ha demostrado que podemos salir. No estamos en una condición igual, pero similar. Hoy todo el mundo lo pondera a Lavagna. Así es que por algo debe ser.
 
-¿Qué ha percibido del contacto que ha mantenido con el ciudadano en las recorridas efectuadas? 
-Veo angustia de mucha gente, con los brazos caídos. Hay mucha preocupación en los sectores del trabajo, del comercio y de la pequeña y mediana empresa. Las tarifas son inaceptables. Hoy nadie le da certezas pensando en el futuro. Nadie le da esperanzas a la gente de salir de esta circunstancia.
-¿Cómo se hace para que el argentino recupere esa esperanza? 
-Hay que convocar a todos los sectores y escucharnos. Cuando se empiece a mover la economía, se va a generar la esperanza. Esa convocatoria es lo primero que se debe hacer. Es una decisión política. Y segundo, aplicar los instrumentos necesarios para crecer, que es lo que le falta a Argentina desde hace mucho tiempo.
 
-¿Cómo define el proyecto de Consenso Federal? 
-Como un proyecto viable. Porque lo hemos vivido y tenemos experiencia en este tipo. En Santa Fe hemos crecido en la economía y, a su vez, en educación. LA matrícula del Nivel Secundario aumentó el 14 por ciento. Logramos la menor tasa de mortalidad infantil y materna de la Argentina. Además, conseguimos tener políticas de Estado a veinte años. Hemos demostrado que se puede. También se hicieron rutas, acueductos y se implementaron políticas sociales no clientelares. Se puede hacer.
-¿Qué medida debe priorizar el próximo presidente para salir de este momento? 
-Repito: convocar a los argentinos en primer lugar. Y en segundo término, escucharnos. Además, hay que fijar políticas de Estado que sean respetadas por todos por mucho tiempo. Sin políticas de Estado, no hay salida. Argentina no funciona cuando un día se abren las exportaciones y al otro día se cierran; cuando un día apostamos a la ciencia y tecnología y al otro se desfinancia al Conicet, al INTA o al INTI, o se despiden a 500 becarios. Un país así no funciona. El empresariado necesita certezas.
 
-¿Cree que está polarizada la elección de cara al 27 de octubre? 
-Uno escucha y ve. Estuve en el último debate presidencial. Fue estéril, sin propuestas. En lugar de decirles a los argentinos qué se va a hacer en economía, en salud y en educación y cómo, de qué forma. Pero se vio otra cosa. Se vio echarle las culpas uno al otro. Y así no se sale.
-¿Qué mensaje puede darle a la gente de cara a las elecciones del 27? 
-Le digo que se anime a cambiar y a salir de la grieta. Con la grieta nos hundimos todos.
Fuente: La Voz del Pueblo