46953513_560499071028666_6327819641259294720_n

LUCÍA PÉREZ: UNA VEZ MÁS, LA INJUSTICIA PATRIARCAL

Posted on Posted in Mujeres Socialistas

Lucía Pérez fue drogada, violada anal y vaginalmente, y asesinada en Octubre de 2016, en Mar del Plata.
Tenía 16 años.

Sus asesinos, luego de abusar sexualmente de ella, la llevaron a un centro de salud diciendo que había perdido el conocimiento por una sobredosis.

A poco más de dos años de su femicidio, el día de ayer, el Tribunal Oral en lo Criminal°1 de Mar del Plata dio a conocer la sentencia. Para los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale no se pudo probar que hubo abuso sexual ni que fue femicidio.

El tribunal, compuesto en su totalidad por hombres, condenó a Matías Farías de 25 años y Juan Pablo Offidani de 43 a una pena de 8 años de prisión con más una multa de 135 mil pesos por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la venta a una menor y en inmediaciones de la escuela, mientras que Alejandro Maciel, quien había sido imputado por encubrimiento, fue absuelto.

Para este tribunal el hecho de no prestar consentimiento en las relaciones sexuales implica un “triste descenlace pero no reviste la calidad de delito.”
Para estos varones una mujer que llega inconsciente, muerta a una guardia y que lxs médicxs intentan reanimar pero no pueden hacerlo, sí pudo prestar pleno consentimiento para tener sexo.

De por sí es lamentable que las mujeres tengamos que esperar resultados del poder punitivo del estado para sentir que se hace justicia. Pero es mucho más lamentable y desolador, que ni siquiera podamos contar con eso.

Queremos Justicia porque no tenemos paz. Y la vamos a seguir exigiendo. Exigimos que haya perspectiva de género en todos los poderes del estado, que el patriarcado deje de gobernar nuestras vidas, porque nos mata todos los días.

Mató a Lucía hace dos años, y volvió a matarla ayer.
Nosotras vamos a seguir gritando su nombre en nuesta lucha.

Vivas y Furiosas, por Lucía y por todas las que ya no están.